miércoles, 2 de septiembre de 2009

Carta de Marilu, capacitadora de Santa Cruz

Querido equipo,

Les copiamos una carta de Marilú Roldán, capacitadora de Santa Cruz. Marilú nos pide ayuda como equipo para una situación, si bien muy difícil, no tan diferente de otras con las que nos encontramos cotidianamente en las escuelas.

Esperamos sus comentarios, ¡muchos cariños!
El equipo central


.....

A todos mis colegas capacitadores:

Atiendo un maestro que tiene un grupo de 13 chicos con sobreedad que están haciendo 5º y 6º en uno. Según me dice, son chicos con serios problemas personales y sociales (padres violentos, desinteresados, sub-ocupados o de trabajos temporarios). Así tiene por ejemplo una alumna que se turna con su madre para dormir y poder cuidar la toma de un terreno; muchos viven en viviendas precarias y duermen varios en una cama; vienen sin desayunar; hay una embarazada y otros viven en riesgos de consumo, etc. dice que no esperan nada porque no dan nada. Sin embargo cuando por mi insistencia, los llevó al laboratorio estos chicos sorprendieron al maestro trayendo trocitos de alimentos para determinar la presencia de almidón con lugol. Él vio eso, pero aún así le parece un hecho casual. El maestro es un maestro preocupado y ocupado en contenerlos y ayudarlos. Pero no pone a la enseñanza de las ciencias como una función de la escuela y del área que debe promover y dar. E incluso la reemplaza bastante seguido por matemática. ¿Qué me aconsejarían que haga para lograr que no les quite a los chicos la oportunidad de aprender ciencias naturales?

Gracias. Espero ansiosa sus opiniones. Marilú – Caleta Olivia - Santa Cruz

10 comentarios:

Edda dijo...

Hola Marilú
Mi nombre es Edda, estoy también en este proyecto y desde mi experiencia personal intentaré contarte algunas “estrategias” que suelo utilizar para convencer a mis maestros sobre la importancia de enseñar ciencias naturales en el aula.
Tu escuela al igual que la mía, y el docente que estás capacitando, no se aleja mucho de la realidad que tengo acá, en Resistencia, Chaco, casi en la otra punta de donde vivís.
No tenés que desalentarte en todas estas situaciones, al contrario este es nuestro desafío, como capacitadores.
Como recordarás una de las problemáticas que más encontramos en las escuelas tienen que ver con esto que le pasa a este maestro: “casi todos” (no generalizo) nuestros docentes siguen considerando prioritario enseñar lengua y matemática en las aulas, dejando el área ciencias naturales para “cuando tengan tiempo”. Pienso que lo que le sucede a este maestro es que aún no encuentra la finalidad de enseñarla, aún no se ha hecho la famosa pregunta (que seguramente todos nos habremos planteado alguna vez): ¿para qué enseñar ciencias naturales en el aula? Podrías preguntárselo… esta fue una de las estrategias que me ayudó mucho, si puedes lograr que el maestro reflexione, se dé cuenta sobre la importancia de enseñarla puede ser el puntapié inicial para que vos lo convenzas y logres que enseñe…
Otra cosa que yo hago es tratar de lograr una empatía con ellos (mis docentes) así, despacio, muy despacito los voy convenciendo; otras veces suelo ir al aula, los acompaño en sus clases, les saco fotos, (que luego se las subo a mi Coordinadora Carolina), esto les gusta, porque saben que “los están mirando a ellos y a sus alumnitos”… y así sin querer ¡están enseñando ciencias naturales!! en el aula.
En la revista Monitor, la número 16 (salió todo sobre ciencias naturales) hay un artículo muy lindo que se llama “La aventura del huevótico”, allí cuenta la experiencia de un docente que elige trabajar en una escuela que se encuentra en una de las islas del Delta, y cómo se las ingenia para enseñar. Qué lindas preguntas que se hace!
Te lo adjunto escaneado para que si no tenés la revista lo leas… está bueno el artículo, esto nos alienta a continuar en el “desafío de enseñar ciencias naturales”…. Muchos saludos y ojalá que algo de lo que te cuento te sirva.
Edda

carolina dijo...

Estimada Marilu: Soy Caro referente de Ciencias, Jurisdicción Chaco-Corrientes.
Imposible no emocionarse con el escenario que describís, es casi una réplica de las aulas a las que habitualmente entro como Docente de Ciencias, en mi querido San Pedro Claver, Escuela de la Provincia de Bs. As. Tigre.
Por mucho tiempo me cuestionaba la verdadera importancia de dar Ciencias "Proceso de Fotosíntesis" por ejemplo, cuando hay chicos y chicas que te cuentan que no desayunan, o que los ves con las zapatillas rotas o pero aún te enterás que son maltratados o abusados...
Que momento!!, No te aflijas has dado el primer paso para resolver cualquier problema, pedir ayuda! Felicitaciones!!!
Entender que enseñar Ciencias es de vital importancia es un proceso que demanda reflexión...por eso es vital que puedas antes que nada escuhar a tu Docente, con una escucha atenta, respetuosa e interesada, mientras lo escuchas es bueno que puedas ir nombrándolo para que se sienta reconocido y que puedas aprobar aquellas cosas que diga que puedan ser aprobadas.
El objetivo de este tipo de acompañamiento es como dice Edda, crear un vínculo. No es un momento para que le digas lo que tiene que hacer, o que le des consejos, sino todo lo contrario es una oportunidad para que lo ayudes a poner nombre a sus preocupaciones, que colabores en la jerarquización de esos problemas y finalmente que lo estimules a pensar posibles soluciones, siempre analizando los pro y los contras de cada una.
En ese diálogo reflexivo te sugiero que le menciones que detrás de los contenidos hay una manera de pensar, un método repleto de competencias que le van a servir a sus alumnos y alumnas para poder analizar su mundo y buscar nuevos caminos.
Tengo muchos ejemplos de situaciones puntuales con nombre y apellido de alumnos y/o alumnas que apartir de aprender a pensar como científicos pudieron empezar a cambiar su situación...
El caso más movilizador fue el de Lucas Romero que habiendo egresado un día mientras yo trabajaba en la huerta con otro curso, él se acercó al alambrado y me contó como había descubierto que a su novia la abusaba el padrasto. Me relató rápidamente y a modo de catarata lo ocurrido y como había hecho para que esto se terminara...en su relato no faltaron las palabras observé, comparé, busqué información, pregunté, escuché, analicé, hice hipótesis y saqué conclusionés...
Te cuento era una alumno que para la mayoría no pasaba del promedio pero que en las actividades experimentales que hacíamos en clase se lucía...
Fue verdaderamente iluminador, a partir de ese momento concientemente y profesionalmente comencé a planificar mis clases con contenidos, competencias y contención

.... dijo...

Creo que todo radica en no hacer diferencias entre los alumnos.
Podemos tener toda la información de su realidad familiar, social, económica pero donde el niño ve que no lo "rotulamos" y que en una clase todos nuestro alumnos son iguales y controlamos que "todos" participen lograremos maravillas.
El año pasado logramos haciendo ver esto a una docente de 6º que tres alumnos que tenían sobreedad, que no participaban , sólo molestaban; no aprobaban ninguna materia, modificaran su actitud cuando Sonia, la docente comprendió que estos chicos merecían que los haga participar, que les demostrara que ellos podían.
Entramos con ella al aula, trabajamos en conjunto y participaron. Se sintieron importantes, útiles ya que no demostramos saber nada de su situación.
Modificaron la actitud , cumplieron , aprobaron.
Esos chicos eran unos genios en ciencia. Fue maravilloso.
Otros docentes luego le preguntaban en las reuniones a Sonia: ¿cómo hiciste para que trabajen, aprueben?
La respuesta es sencilla: dejar de estigmatizar a los chicos, dejar de rotularlos sea por lo que sea.
Dejarlos participar, trabajar, hacerles saber que son útiles en el aula así como lo pueden ser en la familia o en la sociedad.
Como dijo Carolina: trabajar conceptos, competencias - integrarlos-contenerlos.
Norma-Caleta Olivia.

.... dijo...

Edda, Carolina,Norma:
gracias por sus comentarios.los imprimo para llevarlos a casa y masticarlos. Es bueno esto de saberse acompañada, haciendo juntos reflexiones didácticas,buscando formas de llegar a los maestros.Leo mucho el monitor cuando llega a la escuela. Prometo recuperar ese artículo y les cuento. HAce un rato salí de la escuela del maestro de algunos de mis desvelos. HOy fuimos con sus chicos a laboratorio a observar células en microscopio ( los chicos se lo pidieron) fueron sólo 6 a clase...¡y fue maravillosa! Todos quedamos contentos. Es el paso a paso como dicen ustedes. Sacaremos conclusiones en el próximo encuentro. Veremos. Ojalá a logremos que a los chicos no se les vaya el año pues el maestro dice que " con todo lo que viven sus chicos, ni loco piensa desaprobarlos"... veremos si aparte de eso logro que les enseñe.
¡Norma nos vemos mañana!. abrazos y gracias...
Marilú.

oliver dijo...

Hola Marilú. Todo bien. Las problemáticas de tu escuela es la que todos los capacitadores estamos viviendo. Y a los maestros que son reacios a enseñar ciencia tenemos que dedicarle más tiempo, luego te voy a contar una situación que me pasó con una maestra que se negaba a utilizar el microscopio. La enseñanza de la ciecia esta opacada por la enseñanza de la lengua de la matemática y la lengua. Está fuertemente inscripto en el imaginario social y los padres se preocupan cuando los niños flaquean en matemática y lengua y les tiene sin cuidado los saberes de sociales y naturales. Pero nos toca reflexionar con los maestros que el niño necesita saber ciencia para el hoy para su mejor calidad de vida y que los saberes que abordamos tienen su aplicación en la vida cotidiana. Lo van entendiendo de a poco...Algunos maestros son posta pesca todo al vuelo, pero son los menos, la mayoría necesita de nuestro constante acompañamiento.Bueno este proyecto es un desafío y una av aventura en la tarea de capacitar para que se enseñe mas y mejor la ciencia desde el modelo "La ciencia como investigación".A fin de año te va a pasar lo que nos ocurrió a todos te van a sorprender los buenos resultados porque vemos que estás preocupada por hacer bien la tarea. Fuerte abrazo

.... dijo...

En adhesión a las opiniones de Carolina- Edda- Miguel y Norma quisiera expresarte ;Marilú- que desde mi experiencia personal- el problema del maestro que mencionás es como dicen los demás un problema que lo tiene la mayoría de los maestros de las escuelas argentinas en estos contextos tan particulares-comolo son las escuelas que pertenecen a este programa- pero a veces el problema aún mayor radica en que el maestro, tiene ganas de enseñar ciencias pero no sabe cómo hacerlo- y es entonces cuando empezamos a descubrir las excusas en ellos- por eso, creo que debemos estar muy atentos a esta cuestión- porque como bien lo expresó Carolina este alumno suyo- también en el mismo contexto pudo valerse de su aprendizaje a través de las ciencias naturales, dándole funcionaluidad a lo aprendido en el aula con anterioridad para ayudar a su novia en tan difícil situación. Creo que cuando los maestros entienden lo mucho que significa esto de aprende los prcesos del aprendizaje será cuando dejen de ver como prioritarias a las matemáticas y a la lengua, que si bien son muy necesarias en la alfabetización básica de los chicos, no son suficientes. Te entiendo perfectamente, porque ya todos han comentado que en todos los entornos tenemos ese problema, en cada una de nuestras provincias, y hace poco tiempo también, ante una pregunta de una docente, como esta: "Será que vale la pena enseñarles estos contenidos de ciencia a estos chicos, será que van a aprender algo??"- tuve que tragar saliba y con mi mejor buena voluntad, ponerme a explicar todos estos fundamentos del porqué enseñar ciencias a estos alumnos al igual que a los de otros contextos de menor vulnerabilidad-no muy convencidala maestra dijo que lo intentaría- pero desde mi experiencia te puedo decir que después de un tiempo de insistencia y paciencia de parte nuestra como capacitadores, sólos se dan cuenta que no era tan irreal lo que les estábamos pidiendo en su momento- por eso y por los resultados que vemos en los chicos que tuvieron la suerte de pasar por estas experiencias de que sus maestros pertenecezcan al programa de Bicentenario- te puedo asegurar que vale la pena ser perseverantes , sin decaer en tus ahelos, y continuar mostrándole el porqué y el camino a seguir, una vez que se encaminan no paran más!!!- las resistencias se van disipando y cuando menos cuenta te dás están enseñando muy entusiasmados, y los chicos, felices de hacerlo. Un beso y adelante. Rosa de Chaco

jo dijo...

Marilú te quería comentar, tuve un caso parecido al que cuenta Rosa, cuando comenzó la capacitación de este año una docente de 2º grado el 1º día de capacitación se mostró muy resistente, me increpó y me preguntó porque se daba una capacitación en ciencias naturales para 1º y 2º grado si lo más importantes es que aprendieran matemática y lengua. En ese momento le comenté todas la "Bondades" de enseñar ciencias naturales, las habilidades de pensamiento, el aprendizaje de competencias científicas, etc, pero la docente no se mostró muy convencida. Lograr que ella de ciencias fue todo un tema, al principio no daba las clases, hasta que comenzó a hacerlo porque veía a sus compañeras muy entusiasmadas y que podían aplicar a otras áreas como lengua. Nos aliamos con la capacitadota de lengua para trabajar en forma conjunta e incorporar algunas actividades de lengua a ciencias (ej, listado de palabras, dictado al maestro de las conclusiones), por lo pronto la docente esta dando ciencias, pero todavía no esta muy convencida. No es fácil convencer a un docente que nunca trabajó con esta metodología y que no tiene mucha predisposición a hacerlo, creo que es también parte del proceso, es como cuando un alumno no avanza, hay que buscarle la vuelta, utilizar diferentes estrategias, de a poco la cosa va cambiando.
Paciencia y perseverancia en estos casos, después vas a ver los frutos.
Besos
y saludos a todos
Josefina de Tucumán

Natalia dijo...

Hola Marilú.
Espero que no sea tarde lo que te voy a decir respecto a tu pregunta.
Es cierto que estamos en una época muy difícil para todos, chicos docentes y nosotros mismos , este gran equipo que palpa el día a día lo que va pasando en cada rinconcito de esta Argentina
Seguramente el docente esta pensando:
• Que con esa edad y en ese grado estos chicos que aún no están alfabetizados no pueden perder tiempo en otras cosas
• Siente que está en una carrera contra el tiempo por dos razones: uno por el tiempo “perdido”, con las historias sucesivas de repitencia y en segundo lugar, que esos desfasados están a un paso de ser desertores.
• Piensa que, para qué enseñar ciencias si estos chicos no tienen las herramientas básicas: Lengua y Matemática. Materias considerada esenciales para el común de la gente y que nosotros mismo como sistema incentivamos.
• Para que va a enseñar ciencias si probablemente ese chico no van a seguir los estudios, ya que a duras penas sostuvo su primario ( y si es que lo sigue)

Ahí está el gran desafío.
• Primero y antes que nada este docente tiene que sentir confianza de lo que se está planteando. Se tiene que sentir acompañado y entendido. No juzgado. Hay que darle la confianza de que el es el docente y tiene criterio de que lo venimos a ayudar a compartir y construir juntos esta práctica
• Una vez lograda la empatía, poder mostrar poquito a poquito que trabajando ciencias puede trabajar cuestiones respecto a la alfabetización temprana ( que es su preocupación). Es ahí donde se puede sugerir o hacer evidente que se trabaja simultáneamente otras cuestiones y que mediante ciertas actividades puede estar abordando cuestiones respecto a la lecto escritura. ( anotar listados, escritura espontánea de las experiencias, hacer carteles para rotular experiencias, se puede trabajar cantidades, calcular proporciones, leer artículos de diarios y revistas ,etc,etc, etc)
• Que hacer ciencias no es solo algo para científicos encerrados en un laboratorio o universitarios, sino que la ciencia es parte de la vida misma y permite el desarrollo de una actitud crítica para opinar, observar, comparar
• Al mismo tiempo que cambia la mirada de este niño respecto a si mismo y sus compañeros ( ya que comienzan a participar, interesarse, opinar,etc)
• Se da un viraje en el no poder, al poder hacer, participar, etc

Seguramente mucho de lo que te acabé de decir ya lo conoces y seguro lo realizás. No hay otra hay que transitar esta etapa y sostenernos juntos porque cuando este docente comience a vivenciar los cambios y los resultados se va a dar el famoso aaaaaaaaaahhhhh de esto se trataba!!! Como ese eureka o el simple: Ah…ya se!!! Con esa sonrisa de oreja a oreja de los chicos cuando se dan cuenta de algo. Cuesta, lo se. Pero los tiempos de las escuelas y los maestros son otros a lo que esperamos, pero las cosas se dan solo hay que saber comprender, entender, acompañar, esperar
Somos una gota de agua en este mar.

Un saludo afectuoso
Natalia ( Capacitadora de Ensenada)

.... dijo...

Edda, Josefina, Natalia, Carolina, Norma, Jo,Rosa, Oliver¡Hu...cuántos somos!La verdad le podríamos pedir al Equipo Central que nos reuna en un campamento científico y que mientras tanto ponga en el blog fotos de los capacitadores así nos conocemos. Bueno debo reconocer que después de la desazón del día en que escribí en el blog... me han levantado el ánimo y volví con todas las pilas a la carga. Ahí vamos. me toca ir haciéndolo pensar qué se puede y cómo se puede ¿no?. he ido con sus opiniones en la cabeza. He sentido que no estamos solos y que porque pasan estas cosas en las escuelas...existe bicentenario. mientras tanto, le voy a llevar el video que le va a gustar y seguro lo va a usar. Una forma de estar con él y los chicos reflexionando juntos¿no?
Ahora me pregunto ¿qué tendríamos que hacer desde el proyecto para sumar a los directivos en esto de estar con nosotros estimulando de la misma manera a sus docentes? ¿porque no les pasa a ustedes que no tenemos problemas con los directivos, nos dejan trabajar, esperan que "hagamos", pero tampoco participan, demuestran deseos de saber de qué se trata, están como por encima de todo? Entonces de la enseñanza de la ciencias sólo se pide rendiciones de cuenta del qué, cómo y por qué a fin de año. encima cuando "miran" algo, muchas lo hacen desde un lugar que no construye a favor de las ciencias. ¿No podríamos escribir, entre todos nosotros, algo para ellos? o no eso, pero ¿algo? No sé estoy sólo pensando. Acá con mis compañeros de equipo estamos charlando de juntar a nuestros directivos y mostrarles por dónde vamos, qué cosas lindas se lograron en sus escuelas, qué necesitamos mejorar. Abrazos sureños.
Marilú.

Melina dijo...

¡Qué bueno leer la lluvia de mensajes de todos! Desde el equipo central venimos pensando mucho en esto de cómo lograr el compromiso de los directivos. Coincido con Marilú en que son los directivos los que pueden asegurarnos la famosa capacidad instalada que queremos dejar desde la concepción misma del proyecto. Estamos pensando en opciones para eso, por ahora desde el proyecto entero se baraja la idea de cerrar las jornadas de diciembre trabajando más codo a codo con los directivos y venimos pensando en maneras concretas de ayudarlos a entender mejor cuál es nuestra lógica de trabajo con los docentes y de qué modo podrían acompañarnos más de cerca (o nosotros a ellos, en realidad). Lo ponemos en nuestra agenda de los próximos encuentros para seguir pensándolo juntos.

Es cierto, como dice Marilú, que ahora somos un montón y muchos de ustedes nunca se han visto las caras. Podemos usar el blog para presentar a los equipos de todas las provincias, ¿qué les parece?

Abrazos,
Melina