lunes, 14 de abril de 2008

Sigue la historia de Miriam

Queridos todos,

Hete aquí la continuación del caso de Miriam que nos trajo Josefina de Tucumán. Creo que si la hubiéramos armado, jamás habría salido tan redondita. Jose, estamos todos muy orgullosos del cambio que generaste en tan pocos encuentros.

Para resumirles lo que sucedió, Miriam se animó a trabajar con los chicos siguiendo nuestro enfoque cuando Jose se metió a participar en el aula. Y trabajaron viendo células de cebolla y de tomate al microscopio. Había dos microscopios de juguete (y uno de semi-juguete que llevó Jose). Los chicos trabajaron en estaciones. En una observaban las células, en otras dibujaban los microscopios. Al final, respondieron preguntas sobre lo que habían aprendido.

Esta es una muestra de parte del trabajo de un alumno:


En su reflexión, Miriam escribió:
"Aunque no trabajamos en un laboratorio, lo mismo al aula la utilizamos como si lo fuera. Los alumnos pensaron, elaboraron hipótesis, aunque ellos no sabían que lo hacían. Observaron también en el microscopio distintas clases de células (cebolla y tomate) y lo graficaron en sus carpetas. Luego dedujeron de lo que vieron y llegaron a la conclusión de que no todas las células son iguales. También observaron y dibujaron las partes de la célula y el microscopio.

La clase fue muy provechosa, donde participaron activamente los niños y afianzaron positivamente el tema de célula. Los alumnos, sin darse cuenta, fueron pequeños científicos en la hora de Ciencias Naturales."

Aquí les escaneo un pedacito de la reflexión de Miriam:

¡Impresionante!

Y, para que no crean que la discusión se termina acá (todo es un punto de partida), me gustaría discutir con ustedes un concepto que Miriam repite dos veces en su reflexión: Los chicos hacían ciencia PERO SIN DARSE CUENTA. No darse cuenta de que están aprendiendo a hacer ciencia es todavía para ella algo positivo, algo deseable. Nuestro desafío es que los chicos sean conscientes, cada vez más, de lo que aprenden y de cómo lo hacen (lo que en la jerga didáctica se conoce como "metacognición). Y que en ese volverse conscientes empiecen a disfrutar del aprendizaje, del esfuerzo, de adentrarse en nuevos mundos. Pero claro, enseñar esto no es tarea fácil.

¿Cómo ayudarían a Miriam a trabajar en esta dirección?

Abrazos a todos. Gracias a Jose y a Marie por traernos esta historia.
¡Los escucho!

Meli

7 comentarios:

carolina dijo...

!!!Que maravilla!!! felicitades MAESTRA.
No deja de emocionarme aunque sea de prestado a través de este espacio, el hecho de ser espectadora de este privilegioso proceso de ENSEÑAJE (tèrmino acuñado por Pichón Riviere)digo enseñaje, porque no sólo los alumnos están aprendiendo sino todos los que de algùn modo participamos de él, Miriam, Jose, Marie...y todos nosotros gracias!!!!.
Pensando junto a Uds. en esto de cómo lograr que los alumnos y alumnas sean conscientes de su aprendizaje, creo que la propuesta de hacerlos reflexionar, en su blog, es el camino.
Tenemos que encontrarle la vuelta para que sea operativo a cada Jurisdicción, a cada escuela, a cada chico/a...
Quizás en una libreta aparte o al finalizar una actividad especial, o al término de la unidad, o en papelitos de colores como se que están haciendo en Campana...
La verdad, lo importante no creo que sea dónde, sino cómo???...Podríamos empezar haciéndolo oralmente, mientras el docente anota las reflexiones, luego, tendríamos que pensar entre todos preguntas que guíen las reflexiones, por ejemplo "¿Qué creen que aprendieron con esta actividad? ¿Qué fue lo que más te gustó? ¿por qué?...etc
Es importante insistir, no aflojar...no es algo común que ocurra en la escuela, esto de reflexionar acerca de lo que estoy aprendiendo...así que si al comienzo cuesta...no nos desanimemos y mostremos con el ejemplo personal que reflexionar acerca de lo que aprendo es valioso...podríamos dentro de las posibilidades de cada uno compartir nuestras reflexiones acerca de que hemos aprendido en los últimos tiempos con los capacitadores, y estos con sus maestros así ellos hacen lo propio con los chicos y chicas.
Y para ser coherente con lo dicho comparto con Uds.algo que aprendí hace un tiempo, pero que a diario mis prácticas me hacen recordar...

-Siempre se aprende algo nuevo, hay que estar abierto al cambio, al crecimiento, el otro tiene algo valioso que enseñarme y yo a él...

Ayer por un choque en la ruta perdí el vuelo a Resistencia, así que volví a casa, todos me recibieron contentos por la sorpresa de que no pasaría la noche fuera de casa, mi hijo Pedro (8 años) tenía más alegría que el resto, quería mostrarme algo que había descubierto..."Las Plumas de los loros, no se enfrían"...le pregunté como lo supo y me abrió el congelador de la heladera y me mostró unas cuantas plumas, grandes y chiquitas, me contó que puso muchas y diferentes para ver si a todas les pasaba lo mismo...mi asombro fue enorme, le pregunté porque había investigado eso y me dijo que no entendía porque había pájaros que se iban a otros lugares buscando calor...y eso que tiene que ver? le dije el me explicó que si se van puede que sea porque sus plumas si se enfrian...
No termina ahí, al sacar las milanesas para cenar, encontré las barbas de las plumas cortadas, y por otro lado el raquis, a lo que Pepo me dijo que el pensaba que el calor se lo daba ese tubito o algo que el tubito tenía...

Como se darán una idea ayer Pepo me diò un Taller Fuera de Servicio GRATIS Y CON BESOS DE POR MEDIO, sobre investigación guiada, que maestro!!!!..el babero no me alcanza...ya lo sé soy consciente de ello... pero la verdad es que aprendí que siempre hay algo para aprender...aunque estemos cansados y creanos que el que tenemos enfrente no tiene nada para darnos.

Ciencias dijo...

Hola Sara me alegra mucho que las cosas vayan mejorando. Me encanto la clase y me diste la idea de llevar un microscopio más para que los chicos puedan manipularlo (es de juguete). Creo que al participar junto con las maestras estamos facilitando la tarea de que sean despues más independientes.A mis maestras las veo más seguras y ya en la próxima actividad acompaño pero ellas la dirijen.ojalá podamos comunicarnos más seguido porque siempre se aprende algo de otro. gracias por tu aporte
Un beso
Betty de Campana

Norma dijo...

Hola!! Me està gustando mucho esta comunicaciòn a travès del blog , yo era una de las docentes que le temìa a esto ya que no manejo muy bien lo tecnològico , pero esto es un desafìo y me gusta atravesarlo.
Yo sugiero algo que se me ocurriò en este instante : hacer distintas caritas : con sonrisa, cara de interrogante,cara de duda o confusiòn ,etc. donde irìan (detràs)las preguntas para que ellos respondan por ejemplo :
¿què aprendiste hoy ?
¿trabajaste distinto a otras clases? ¿què crees que aprendiste con respecto a tu forma de trabajar?
¿te gustò trabajar asì ?
¿què fue lo que màs te costò?
Estas son solo ideas , yo no las charlè con mi grupo todavìa , quizàs las implementemos .
Quizàs son muchas preguntas, habrìa que seleccionar o armar otras.
Desde el sur deseamos que nuestros docentes sepan que implementar estas estrategias es importantìsimo y si logramos que nuestros alumnos sean conscientes de su aprendizaje , creo que es lo que nos harìa tocar el cielo . No ?
Un beso grande desde esta tierra del viento
Norma Caleta Olivia Santa Cruz.

Melina dijo...

Muy buenas las preguntas para reflexionar sobre qué aprendieron, Norma. Sé que las chicas de Campana están usando unos papelitos pegados al final de cada unidad, también con el mismo propósito.

Betty o Sabri, ¿nos cuentan?

jo dijo...

Hola a todos!!!
como habrán leído, la cosa está empezando a cambiar de a poco. Fue fundamental el hecho de haber entrado al aula y acompañado a las maestras en este proceso de cambio. Les cuento un poco más como fue: antes de hacer la actividad con los chicos les llevé los microscopios a las maestras y dialogamos sobre como de realizaríamos la clase. Les propuse que se pusieran "manos a la obra" y realizaramos un observación, a lo que reapondieron que nunca lo habián hecho. Esto me hizo reflexionar mucho sobre ese temor o resistencia que ponian de antemano ante la capacitación. Ante esto les mostré como se usa el microscopio, sus partes, como se realiza una muestra y quedamos de acuerdo en como sería la actividad, guiádandola yo.
Como tienen tres secciones, ellas realizarían la actividad solas en los otros grados.
Creo que el hecho de haber realizado la reflexión sobre la clase es un puntapié para la pregunta que planteaba Meli, de como lograr que el aprendizaje sea algo conciente. Ellas mismas tienen que ser concientes de lo que se está poniendo en juego en una clase de ciencias. Durante los encuentros constanmtemente les hablo sobre este punto. Cuando les pedí la reflexión por escrito, se pusieron un poco incómodas, se sientieron como "evaluadas". Comentando esto con la directora me decía que en realidad esto de reflexionar es muy poco común en las escuelas, y en este caso de reflexionar sobre la propia práctica, menos aún. Al principio cuesta, a todos nos cuesta!!!Les propuse a las maestras ir agregando las reflexiones en las carpetas didácticas, para poder registrar ese proceso, lo mismo que prentedemos hacer con los alumnos.
gracias a todos por las sugerencias y aliento!! un beso
Jose

Ciencias dijo...

Buenas tardes colega de Tucumán. coincido con todos sobre lo importante de los avances logrados con Miriam y la necesidad de provocar la reflexión de los chicos sobre lo realizado para que puedan, entre otras cosas, darse cuenta de que aprenden,valoren y puedan ejercerlos en otras situaciones con orgullo y placer. en este sentido, adhiero a las sugerencias de otras colegas y acerco otras. ´
* hacer un afiche con ellos en donde acuerden y listen aspectos, habilidades, estrategias, conceptos, etc consideran importante como un aprendizaje a adquirir (¿qué necesitamos aprender con esta experiencia- unidad- tema- etc?). luego, en algún momento de evaluación o cierre de clase que cada uno pueda expresar lo que consdera que aprendió. también está bueno que nosotros aportemos nuestros puntos de vista sobre estos balances (explicitando lo que no se ve o sale, aclarando, haciendo evidente, valorando, etc)esto implicaría una reflexión indvidual y grupal que no necesita mucho tiempo para implementarse como una posible rutina cada tanto.
* Quizás es mejor, depende de nmuestro objetivo y contexto( si es al final de una actividad precisa del día quecada uno escriba lo que aprendió en un papel y lo pegue en un afichedel aula. por ahí me resulta bueno esto de poder decirle al resto, compartir un logro. Esto requeriría leerlas entre todos y ayudarlos a reconocer la importancia de que podamos darnos cuenta de lo que aprendimos. puede ser que en principio sea libre la participación porque es posible que cuando Cuando escuchen los intercambios entre nosotros y los que la hicieron, sentirán la necesdad de reflexionar sobre sí mismos.
* Diseñar alguna actividad para que ellos ejerciten lo aprendido y les permita darse cuenta que lo saben porque lo pueden recrear con un trabajo parecido ( que ellos deben pensar) o explicar con éxito. Se me ocurre de golpe que preparen alguna actividad o clase para mostrar y explicar otra experiencia al curso, a un grupo( se trataría de preparar estaciones en donde cada grupo organice el trabajo para sus compañeros y roten; a los compañeros del otro 6º.
Bueno, por ahora es lo que se me ocurrió. entré por ver qué habia en el blog y pensé así como urgente.Seguiré elucubrando en casa
cariños. Marilú

Ciencias dijo...

Volviendo a lo de las reflexiones creo que así como es súper importante que las hagan los chicos y las maestras también lo es que las hagamos nosotras. ¿Notaron que sin darnos cuenta lo estamos haciendo a través del blog?
Este espacio de intercambio me parece muy enriquecedor.
¡¡¡Adelante hormiguitas científicas!!!

Marie